LAS ESPINACAS DE POPEYE

 

Como olvidar al famoso Popeye  el marino, siempre con sus pantalones azules, camisa negra, gorra blanca y su pipa. Procuraba proteger a su amada Olivia y a Cocoliso de la malicia de Brutus, sin embargo este villano era más fuerte y grande que él por lo que tenía más probabilidades de ganar, hasta que nuestro héroe comía espinacas, le crecían los músculos y se hacía poseedor de una energía sobrehumana, dejando a Brutus derrotado.

Muchas personas creen que para tener unos músculos como los de Brutus debemos consumir mucha proteína, cuya función ciertamente es estructural, pero es una falacia que entre más consumamos, más músculos formaremos, ya que de ésta forma podemos lastimar nuestros riñones. El exceso que nuestro cuerpo no necesita lo convierte, parte en grasa que se termina almacenando en las lonjitas y la otra parte la excretamos en forma de orina, es por ello que  no es recomendable consumir licuados de proteína o barras de proteína sin supervisión nutricia, por lo tanto, es mejor que asistas a una consulta, donde calcularán la cantidad de cada nutrimento que necesitas consumir según tus necesidades.

Entonces ¿cuál era el secreto de Popeye? Tampoco por comer espinacas van a crecerte los músculos, recordemos que todo en exceso es malo y que la alimentación debe de ser balanceada. El mensaje que nos da Popeye con las espinacas es que son muy nutritivas; son ricas en provitaminas antioxidantes tales como A, C y E, también son ricas en el complejo B y en minerales como calcio, hierro,  potasio y fósforo.

En resumen, estas provitaminas antioxidantes favorecen un correcto estado de la visión, la piel, el cabello, los huesos, los dientes  y el sistema inmunológico, el complejo B  fomenta la producción de glóbulos rojos e interviene en procesos de producción de energía. Los minerales antes mencionados son conocidos por su relación con los huesos, la transmisión de impulsos nerviosos, así como la contracción muscular.

Pero con quien vamos a profundizar es con el hierro, ya que este mineral es imprescindible en el buen funcionamiento de la respiración celular, se combina con proteínas para transportar el oxígeno a los tejidos. Cuando tenemos deficiencia de este mineral podemos padecer anemia la cual se caracteriza por fatiga, palidez y bajo rendimiento. En nuestro país hay una elevada prevalencia de anemia lo cual está directamente relacionado con  el desarrollo cognitivo.

Así es que no es solo una cuestión de estar fuerte y sentirse bien, sino también de la habilidad mental. Es por eso que se relaciona de alguna manera que cuando Popeye consume las espinacas sus capacidades mejoran.  El  hierro lo podemos encontrar en las lentejas, frijoles,  hígado, carne roja, cereales integrales y verduras verde obscuras, siendo más fácil su absorción cuando proviene de fuentes animales, cuando no es así es recomendable mezclarlo con un poco de limón o naranja para absorberlo mejor.

Así es que ahora ya lo sabes, incluye espinacas en tu alimentación por lo menos 2 veces a la semana. “ Popeye el marino soy, marino de profesión, comiendo espinacas mis puños machacan, Popeye el marino soy”